supervisor

El Diagnóstico de Competencias y Habilidades para supervisores consiste en la aplicación de 3 diagnósticos que nos permitan identificar entre todo los candidatos a la persona que más se aproxima al perfil deseado tomando como base algunos de los siguiente factores:

  • Perfil de personalidad
  • Estilo de comportamientos
  • Perfil de Liderazgo

Objetivo

Seleccionar al candidato ideal para realizar la función de supervisor en una organización tomando como referencia el perfil de personalidad, comportamiento y liderazgo necesario para la nueva función a su cargo.

Resultados

La combinación de estos diagnósticos ayuda a detectar comportamientos básicos de personalidad en individuos que tienen a su cargo personal en la organización, así como la responsabilidad del control adecuado de la información. Entre los factores que se detectan se encuentran:

  • La facilidad para captar, analizar y comprender rápidamente y con facilidad las ideas o conceptos que se le presenten
  • La estabilidad emocional de la persona y a la manera en que se adapta al ambiente que le rodea
  • El grado de control que tiende a poseer la persona en sus relaciones con otros seres humanos; se determina en términos de si es dominante o es sumiso
  • El nivel de entusiasmo evidente en contextos sociales
  • El arraigo de los valores morales
  • Comportamiento ante situaciones de estrés
  • El control de los sentimientos en su toma de decisiones
  • La identidad social con los demás
  • La auto-estima de las personas en base a tendencias a experimentar culpa o inseguridades

Después de ser evaluadas las personas, se emite un reporte para la empresa en la que se muestra un reporte individual por participante, así como una tabla comparativa, mostrando a los candidatos de una manera ordenada, encontrándose en el primer lugar el que cumple de manera más cercana con el perfil deseado hasta mostrar al que menos lo cubre

Dirigido a

  • Gerencia
  • Mandos Medios

Metodología

Dependiendo del perfil deseado, el diagnostico se ajustaría a las diversas circunstancias. Específicamente varían en el tiempo requerido para administrar la prueba y en el nivel de lectura en que se encuentre la persona a quien se le aplicará.